El método de moxibustión consiste en usar conos, cigarros, o puros hechos de la planta de Artemisa, que encendidos son colocados en diferentes partes del cuerpo, en puntos específicos, seleccionados en base a los principios de la Medicina Tradicional China.

El método de moxibustión es un tratamiento de uso externo. Trabaja regulando la fisiología del cuerpo. Estimula el sistema inmunitario, previene y trata enfermedades.

En la moxibustión, la planta Artemisa (Artemisia vulgaris L.) es su materia prima principal. Es una planta aromática y que fácilmente se enciende. Después de la recolección de las plantas de Artemisa se usan sus hojas, se dejan secar y se muelen muy finamente. Se extraen los sobrantes o semillas hasta tener una consistencia suave como algodón, después se forman conos o puros. Como material de moxibustión, funciona al hacer fluir los canales activando la circulación de energía y sangre, elimina el viento y frío, desinflama tumoraciones, recupera yang,  previene enfermedades y mejora la salud.

Específicamente indicada para diarrea, enfermedades por frío y debilidad, problemas de huesos, problemas musculares crónicos, o problemas de impotencia sexual.

Muy recomendada en estaciones frías, procesos degenerativos, circulatorios, casos crónicos, faltos de fuerza,  y para ancianos.