Orientando acerca de la asignatura: LA SENDA DE LXS ACUPUNTORXS DESCALZXS

 Asignatura constitutiva de los Cursos de Formación y Entrenamiento de Técnicxs en Acupuntura y Medicina Tradicional Oriental. Sobre la ética, deontología y otros asuntos de la naturaleza salvaje de la psique. 

  • Cada vez que alimentamos el alma, garantizamos su desarrollo.
  • La Medicina Tradicional Oriental se compone de un amplio abanico de herramientas, esperamos que se percaten de que ésos son medios tangibles para suavizar antiguas cicatrices, sanar viejas heridas y enfocar de otro modo las cosas, y de que al recuperar los oficios añejos del sanar, se consigue, de una manera práctica, hacer visible el alma.
  • Los Hombres y Mujeres de Conocimiento, también llamados según el tiempo y el lugar: acupuntorxs, sanadores o chamanas, curanderos, pequeños huesos huecos… contenían los remedios para recuperar o reparar cualquier pulsión perdida.

Cuándo se hace necesario actuar:

Algunos de los síntomas emocionales de una ruptura de la relación con la naturaleza salvaje de la psique.

Sentir, pensar o actuar crónicamente de alguna de las maneras que a continuación se describen es haber cortado parcialmente o haber perdido por entero la relación con la psique instintiva más profunda:

  • Sentirse extremadamente secx, frágil, deprimidx, confusx, amordazadx, abozaladx, apáticx hasta el extremo.
  • Sentirse asustadx, lisiadx o débil, falta de inspiración, animación, espiritualidad o significado, avergonzadx, crónicamente irritadx, voluble, comprimidx, enloquecidx.
  • Sentirse impotente, crónicamente dubitativo/a, temblorosx, bloqueadx, incapaz de seguir adelante, ceder la propia vida creativa  a los demás, hacer elecciones que desgastan la vida al margen de los propios ciclos, sobreproteger el YO, sentirse inerte, vacilante o incapaz de imponer el propio ritmo o limites.
  • Sentirse arrastradx hacia la domesticidad, el exceso de intelectualismo, el trabajo o la inercia por ser este el lugar más seguro para alguien que ha perdido sus instintos.
  • Sentir temor  a aventurarse en solitario o revelarse, a emprender un viaje o interesarse por otrxs, rebajarse ante la autoridad, perder energía ante proyectos creativos, sentir encogimiento.
  • Sentir temor a probar cosas nuevas, enfrentarse con desafíos,  hablar claro, oponerse, sentir nauseas, mareos, acidez estomacal, sentirse cortadx por la mitad o asfixiadx.
  • Temor a detenerse o a actuar, contar repetidamente hasta tres sin decidirse a empezar, tener complejo de superioridad, vengarse…
  • Estas rupturas no son una enfermedad de una era o un siglo, sino que se convierten en una epidemia en cualquier lugar y momento en que las mujeres u hombres estén cautivxs, en todas las ocasiones en que la naturaleza salvaje ha caído en una trampa.
  • Es entonces cuando el papel “terapeuta” se hace necesario. Es cuando los remedios para recuperar o reparar cualquier pulsión perdida deben ser reclamados y aplicados.

lustración de una idea  a partir de las palabras (en parte) de la gran escritora Clarissa Pinkola-Book, “Women Who Run With the Wolves”.

Bell_Mt2